NUTRIRTE

Taller vivencial en el que a través de la facilitación sistémica reflexionas y te sitúas con respecto a:

. Mirada holística de la nutrición.

. Alimentación-dietética-nutrición.

. Desvitalizar y revitalizar lo que te nutre.

. Los alimentos de un modo integral e integrador frente a los mitos y estándares. 

. La relación con la cocina y la comida vs la relación conmigo mismo.

. El hambre fisiológico vs el hambre emocional.

Te acompaña:

GABOR SMIT

“Crecer con dos culturas diferentes, española y holandesa,  en casa ha hecho que tenga la visión de que una misma cosa se pueda ver de dos, tres, cuatro… maneras diferentes, y todas ellas pueden ser correctas. Con esta visión he crecido y en mi vida he ido aplicando esa forma integradora a la hora de tomar decisiones, poniendo un marco, un contexto y sobretodo un desde dónde… Así, empecé mi vida profesional en el sector del turismo, y en un momento dado apliqué esta visión, puse un marco, que era mi felicidad, un contexto, que fue dónde y cómo quería vivir y sobre todo desde dónde quería tomar esta decisión. Si desde mi mente racional que podía decir que no abandonara el sector turístico, que tenía unos estudios, un bagaje…. o desde mi parte más interna que me decía sabes lo que quieres, empezarás de nuevo y sobretodo para disfrutar de lo que vas a hacer… y tomé una decisión, estudíé dietética, con dos visiones, como no podía ser de otra forma, la convencional y la naturista, complementándose para llegar a la mirada más integradora del mundo de la nutrición, 

¿Por qué dietética? Con 16 años, tuve un brote de urticaria. 6 meses después desapareció, tratado con antihistamínicos, cortisona… al cabo de un año y medio, otro brote, el cuál el médico me diagnosticó que sería crónico. Me ví tomando pastillas e hinchado el resto de mi vida, y eso con 18 años no lo quería. Mi madre, reflexóloga y con una visión naturista, aceptó que yo dejara el tratamiento convencional, que había funcionado el otro brote, y que pudieramos probar una tratamiento naturista, y ahí es dónde la alimentación entra de lleno en mi vida. Mi dieta se resumía en «cuanto más natural mejor» y nada de procesados, también la fitoterapia a través de infusiones y para acabar el tratamiento, el estado emocional, libros, charlas y flores de bach. Este enfoque con estos pilares hizo que al cabo de un año y medio, ese brote «crónico» desapareciera y me demostrara que esa visión integrativa solucionó aquella situación.

Esta es la visión que me acompaña en la medida que puedo en todo lo que hago, buscando una finalidad a las cosas.

Abrir espacios para entender nuestra relación con la alimentación, ya sea física y/o emocinal es una oportunidad para saber ¿desde dónde me nutro? ¿qué me nutre? ¿qué tipo de alimentos necesito? ¿cuáles son más beneficionos para mi y que hambre satisfacen? 

Es una invitación a un viaje interior que dá muchas respuestas”. 

gaborsmit@yahoo.com